Directores de la Casa de la Cultura desde 1971

Las siguientes personalidades han liderado la entidad cultural más importante del departamento del Meta, creada hace 42 años en Villavicencio:
Margarita Valencia de Villanueva (1971-1974)
Maruja Hernández de Gil (1974-1979)
Rosita Hoyos de Mejía (1979-1990)
Fabio Bonilla Fernández (e) (1990)
Clara Serrano de Aldana (1990-1994)
Julio Darío Azuero Isaza (1994-1995)

Carlos Lozano Peña (1995-1998)
Óscar Alfonso Pabón Monroy (1998-2002)
Evaristo Gilón Solís (2002)
Henry Benjumea Yepes (2002)
Herlinda Salcedo de Flórez (2002 – 2007)
Luis Alberto Palomá Guzmán (2007 -2008)
Isaac Tacha Niño (2008)
Luz Stella Vega Hernández (e) (2008-2009)
Martha Cecilia Corzo Serrano (2009 -2010)
Martha Janeth González Marca (2010 -2012)
Gladier Charry de García (desde el 24 de marzo de 2012)

Usuarios, parte de la historia de la Casa de la Cultura
Desde la fundación de la Casa de la Cultura Jorge Eliécer son miles los usuarios que se han beneficiado de los servicios que ofrece la entidad.A lgunos han sido visitantes ocasionales y otros son tan frecuentes que sería imposible no echarlos de menos.
La confianza de los metenses en el trabajo que viene desarrollando la institución es motivo para pensar en grande y hacer de la Casa de la Cultura un referente cultural y académico en la región de los Llanos. Estos son algunos de los personajes que han hecho de la entidad su segunda casa.

Luis Gustavo Guzmán 'Luispi'¿Qué cree que le falta a la Casa de la Cultura ?
La Casa de la Cultura debe ser un lugar mucho más amplio, que tenga una grandeza maravillosa, que tenga un escenario para el disfrute de todo lo que pueda ver la gente en el desarrollo cultural y artístico. Debe tener las herramientas y los requerimientos necesarios para una bonita proyección. También debe poseer espacios para que la comunidad llegue a alimentar sus diferentes procesos, en las diversas áreas del arte, que es lo que nutre el desarrollo cultural.
Luis Gustavo Guzmán ‘Luispi’
Titiritero y gestor cultural

Este gestor cultural visita las bibliotecas en Villavicencio desde que era niño. Acudía frecuentemente a la primera que existió en la ciudad, de carácter público, localizada en el barrio San Isidro y administrada, según Guzmán, por una familia de apellido Niño.
«Desde allí comencé a asistir, incluso, cuando las películas eran a blanco y negro y mudas. Ahí se proyectaban esa clase de películas. Ese punto del barrio San Isidro ha alimentado a la ciudad, ha sido de gran importancia para el desarrollo de la cultura», dijo.

¿Qué significa para usted la Casa de la Cultura?
Es grandeza, patrimonio, pensamiento, memoria y crecimiento humano, porque nutre el conocimiento a diario. Aquí usted se deleita y encuentra profundidad del pensamiento. Todas las personas que llegan a la biblioteca Eduardo Carranza encuentran, a través de los libros y de las investigaciones, un nutriente maravilloso para la vida que hace que el ser humano crezca, nutriendo su pensamiento.

Rodrigo Sánchez CubillosRodrigo Sánchez Cubillos
Periodista y gestor cultural
Rodrigo Sánchez, comunicador social de 48 años, acude a la Casa de la Cultura Jorge Eliécer Gaitán hace unos 20 años. Cuando llegó a la capital del Meta la primera pregunta que se hizo fue:
¿Dónde está la Casa de la Cultura ?
«Desde muy niño siempre he tenido inquietud por la cultura. Me ha llamado mucho la atención la historia en general, sus ancestros, la buena antropología, la semiología y la sociología, porque realmente vemos dónde está el inicio de toda comunidad y de toda sociedad», expresó. Agregó que la entidad tiene una infinidad de libros e historias que pueden fortalecer la parte académica.
¿Qué significa para usted la Casa de la Cultura?
Es una casa a donde todos podemos venir, donde todos tenemos un granito de arena. Aquí la gente puede encontrar lo que significa la parte cultural y conocer la historia de personajes como Simón Bolívar, Cristóbal Colón, los mongoles, entre otros, que algunos jóvenes no saben quiénes son. En la Casa de la Cultura usted puede encontrar infinidad de cosas que sirven para documentar la vida personal. Creo que es importante que los muchachos de los colegios y de las universidades empiecen a venir para fortalecerse, porque todo no lo enseñan los maestros. A ellos les queda difícil contarles todo.

¿Qué cree que le falta a la Casa de la Cultura ?
Creo que necesita más espacio físico, porque modernización tiene. Estamos a la vanguardia. Pienso que con la nueva directora, Gladier Charry, esta entidad va a coger una fuerza enorme.

Carlos Hernando Sánchez

Carlos Hernando Sánchez
Briceño Asesor pedagógico

Este asesor pedagógico tiene 65 años y frecuenta la Casa de la Cultura hace cerca de 11 años. Expresa que este es su lugar preferido para la lectura y para ejercer otro tipo de actividades. A parte de la consulta de textos.
¿Participa en otras actividades que brinda la Casa de la Cultura?
Sí, asisto a computación, que es un gran programa. Igualmente al programa de lenguaje de señas, para aprender una manera más de comunicación, y al curso arpa, que me gusta.
¿Qué significa para usted la Casa de la Cultura?
Para mí es mi segunda casa. He recibido muy buena atención de todos los que traba¬jan en este lugar, tanto de los bibliotecarios como del personal administrativo.
¿Qué cree que le falta a la Casa de la Cultura ?
Creo que la sede es muy pequeña.

Jorge Enrique HerreraJorge Enrique Herrera
Periodista
Este comunicador social de 49 años utiliza los servicios de la entidad desde los años ochenta, cada vez que se le facilita. «La Casa de la Cultura es como mi segundo hogar. Estoy constantemente aquí. Varios de los bibliotecarios han tenido que soportar, de alguna forma, mi presencia. Le debo muchas cosas a la Casa de la Cultura a nivel de investigación y conocimiento», indicó.
¿Cuál ha sido el libro más extraño que ha encontrado en la Casa de la Cultura?
A mí me encantan los libros extraños y tengo en mi biblioteca privada libros muy raros. Aquí me han llamado la atención, por ejemplo, textos que la gente no sabe que están acá. No me parece extraño, pero sí curioso, encontrar un libro de Gonzalo Jiménez de Quesada. Una vez encontré un libro que habla de la literatura caballeresca española, cosas así que tiene la biblioteca y que generalmente nadie busca.
¿Qué significa para usted la Casa de la Cultura?
No solo para mí, sino para los conocedores, la biblioteca Eduardo Carranza es una de las más consultadas en Colombia. Personalmente, reconozco que el sitio de Villavicencio que más amo es la Casa de la Cultura.

¿Qué cree que le falta a la Casa de la Cultura ?
La Casa de la Cultura ha contado con personas muy valiosas para desarrollar su labor comunitaria, pero considero que le falta más apoyo para optimizar los servicios, la capaci¬dad de atención y la tecnología.

Breiner Quintero CiboBreiner Quintero Cibo
Estudiante
Este niño de 10 años visita la biblioteca Eduardo Carranza, de la Casa de la Cultura
Jorge Eliécer Gaitán, hace más de tres años y disfruta mucho leer cuentos y manejar el computador.
¿Por qué la decisión de venir a la Casa de la Cultura, en lugar de estar con los amigos jugando?
Empecé a venir hace algunos años porque aquí los días domingos daban cine a las 10 de la mañana. Eso lo acabaron. Me motivé a seguir viniendo cuando en un diciembre me dieron un regalo. Aquí leo cuentos, manejo el computador y hago las tareas.
¿Y desde entonces asiste todos los días a la biblioteca?
Sí. Como a mí me toca trabajar vendiendo arepas, sándwichs y café con leche, cuando termino vengo a este sitio, me estoy un rato, y después me voy para el colegio.
¿Qué significa para usted la Casa de la Cultura?
Mucho, porque aquí nos ayudan a hacer las tareas y muchas cosas más. En este lugar nos facilitan los computadores y nos prestan libros.
¿Cuál fue el último libro que leyó?
No me acuerdo cuál es el título, pero era uno de dinosaurios.

¿Qué otro servicio le gustaría que tuviera la Casa de la Cultura?
Me gustaría que tuviera juegos.

¿Le gustaría seguir viniendo a la Casa de la Cultura?
Sí, quisiera venir todo el tiempo.

Click here to change this text

Click here to change this text

Leave a Reply

Your email address will not be published.